noticiasfinal

NOTA DE OPINION

Por Marcelo Sosa

Trevelin. A Santiago González le pidieron que trabaje y pidió licencia

WhatsApp Image 2022-05-02 at 8.26.41 PM

ROBERTO RECIO LO REEMPLAZA POR 15 DÍAS. ADUCE SENTIRSE OFENDIDO POR DECLARACIONES DE «MILI» MENDEZ.

Esta mañana, en el trabajo de una de las tantas comisiones que integran el Honorable Concejo Deliberante de Trevelin, se pudo ver sentado en una banca al concejal suplente de la Unión Cívica Radical, Roberto Recio. Mientras tanto, Ana Laura Ortiz, del mismo bloque, participaba de la reunión de la comisión que trabaja en la redacción del nuevo estatuto del empleado municipal.

Recio, reemplaza a Santiago González quien, a través de una nota, solicitó licencia por 15 días, sin goce de haberes. El edil del macrismo trevelinense, explica en la nota, en la que entre otros cita artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que su licencia está motivada, “en los hechos que son de público conocimiento”, en referencia a las expresiones de la concejala Emilia Mendez en la sesión del pasado 21 de abril, “en que he sido blanco de insultos que han afectado mi dignidad (en sus dos dimensiones) (…) que hacen imposible la convivencia con mis ofensores en semejante marco de hostilidad laboral basada en hechos falsos, que me ha afectado a mi como a mi grupo familiar”.

González recuerda que el año pasado atravesó la enfermedad generada por el covid-19, que requiere estrictos controles médicos periódicos, “y de allí que no me encuentro en condiciones físicas y psicológicas para tolerar el ámbito de trabajo persecutorio que he padecido desde el comienzo de mi función, dirigido a evitar que cumpla con mis responsabilidades, que incluyó una sanción de suspensión que fue revocada por el Poder Judicial”.

La victimización que pretende actuar González, resulta poco creíble. ¿O es que en solo 15 días de licencia su sentir ofendido habrá quedado superado?.

¿En 15 días ya tendrá esa fortaleza física y psicológica que hoy dice no encontrar?

Hablar en la nota de la sanción que recibió por parte sus pares, es reconocer que se siente también atacado por su propia compañera de bancada, Ana Laura Ortiz quien votó a favor de la suspensión. Y vale mencionar que la Justicia no dijo que no existía motivo para sancionarlo, sino que la sanción impuesta no existía como tal.

Resulta inevitable comparar con la situación y accionar, por ejemplo, de Nicolás Ewdokimoff, a quien el propio González ha tratado de inútil e insistentemente le ha pedido la renuncia. El Secretario de Ambiente, lejos de ponerse en el rol de ofendido como hace el concejal radical, respondió con política y redoblando esfuerzos para mejorar un área que hoy lleva adelante acciones reconocidas, incluso, a nivel nacional.

Pero, para González, eso no es atacar, denigrar, o perseguir al otro.

O se podría también comparar con lo ocurrido con el intendente Héctor Ingram, a quien González lo acusó de mentirle a los vecinos y que los camiones para recolección de residuos nunca se comprarían. ¿Pidió licencia Ingram y se fue a la casa hasta que se le pase la ofensa?. El Intendente se aseguró de cumplir los pasos necesarios y comprar los camiones, con uno de ellos ya prestando servicio y el segundo pronto a llegar.

Pero, para González, el trato que tuvo hacia el Intendente no es atacar, denigrar, o perseguir al otro.

El nombre de Santiago González fue mencionado para ser candidato a Intendente de Trevelin en 2023 por el radicalismo. Si llegara a ocupar ese rol, ¿Se retiraría de licencia cada vez que alguien critique su trabajo o, como ocurrió con Emilia Méndez, su falta de trabajo?.

“Le sugeriría que deje de malgastar la plata de los vecinos y se ponga a trabajar”, dijo Emilia Méndez en referencia a Santiago González.

Y éste respondió… con un pedido de licencia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

ACERCA DEL AUTOR

NOTAS RELACIONADAS

SE EL PRIMERO EN COMENTAR

1 comentario en «Trevelin. A Santiago González le pidieron que trabaje y pidió licencia»

  1. La nota y el comentario son claros, González insulta y no tiene consecuencias, una concejal le dice una verdad incontrastable y el hombre «se enferma». Un concejal incapaz, insolvente e inoperante al que mantenemos con nuestros aportes. Patético.

    Responder

Deja un comentario